Nippon Tour 2010, Dia 01, De biru en biru

Dia de viaje: 07 Julio de 2010
 
Ya esta aqui, con todos vosotros el estreno de Nippon Tour 2010, espero que os guste y os acerque a Japon a los que no hayais podido ir y os recuerde aquellas tierras a los que ya habeis estado alli. Como es habitual en el primer capitulo solo contare el viaje de ida, no por ello menos emocionante, como siempre digo, si costara menos llegar hasta Japon ya no seria lo mismo.

Aunque tenia pensado dormir por la tarde y preparar todo por la noche, al final no dormí absolutamente nada, ni por la tarde, ni por la noche y apenas me dio tiempo a preparar las cosas.
 
No suelo despertar de buen humor y me cuesta "arrancar" por lo que gracias a no dormir no tuve esa sensacion de nada mas levantarte y pensar una y otra vez: "Estas loco, ande vas tan lejos!"

Salimos sobre las 05:25 y llegamos al aeropuerto de Barajas en unos 20 minutillos.



Fuimos al mostrador de KLM y ...sorpresa!! Había ya bastante gente facturando, aunque para otros vuelos mas tempranos.



Me acerque a las maquinas de autofacturacion y al meter el pasaporte saqué las tarjetas de embarque, además te permiten ver un mapa de los aviones y elegir el asiento si no lo has echo antes, por desgracia tiene poca utilidad ya que te dan las tarjetas de embarque impresas en un papel muy cutre, fragil y con una tinta que se va a la minima (papel tipo ticket del carrefour) y finalmente no adelantas nada ya que al tener que facturar maleta tienes que esperar igualmente la cola.




Después nos dirigimos a la zona de embarque, pasamos sin problemas los controles de seguridad.

Ya habiamos salido otras veces desde la T1 y la T4, en esta ocasión era la T2 y aunque parecia bastante nueva no nos gustó demasiado.



Esperamos unas cuantas horas mientras dimos un pequeño paseo hasta el final de la terminal, a la vez que veiamos aterrizar y despegar aviones.



Y asi hasta que frente a nuestra puerta de embarque E75 llegó el Boeing 737-800 de KLM que nos llevaria a Amsterdam. Lo revisaron minimamente a toda prisa y nos subieron, se veia a todo el personal estresado y sin un minimo descanso.



Al subir ni siquiera estaba limpio, delante de mi asiento en la “bolsa” que hay en el mismo asiento que tiene uno delante, había restos de otra comida, además el asiento estaba roto o algo porque no reclinaba y para rematar no tenia ventanilla.



Las/os azafatas/os o personal de cabina como ahora se les llama se les veía poco profesionales.

La comida no fue más que un aperitivo raro compuesto por un extraño sandwich de dos sabores, una minicerveza y una raya de azucar que me pregunto si seria para echarsela al sandwich o a la cerveza... muchisimo peor que con Finnair.



Al menos poco despues nos dieron una galleta, todo un detalle oye! xD



Conmocionado por aquel gran banquete de sandwich de dos sabores, galleta dulce con cerveza y azucar no me quedaba otra opcion que irme al baño a sacar fotos chorras.



En el asiento de al lado volamos con una española con la que fuimos después por el aeropuerto de Ámsterdam, también tenia enlace allí, iba hacia Boston y la pobre andaba un poco perdida.

Y en el de delante mía iban dos niños tocapelotas que no paraban de mover el asiento de tal forma que incluso me tiraron cosas de la mesa, solo se salvó el vuelo que fue tranquilo, suave y sin ningún incidente.



En Schipol fuimos hasta el control de pasaportes tras una buena cola, como curiosidad, a los pasajeros de clase superior les pasaba el control dos tías sonrientes y a los viajeros normales y pobretones se los pasaban tíos con cara de amargaos.

Nos despedimos de nuestra acompañante temporal, y como siempre lo primero que hacemos nada mas llegar a un aeropuerto es buscar donde esta nuestra la puerta de embarque (F5) Fue facil de encontrar y nuestro siguiente avion, un Boing 747-400 ya estaba alli esperando



Que "deliciosos" menus irian en esa caja???



Dejamos a nuestro B747-400 descansando y nos fuimos a explorar el aeropuerto de Schipol.



Al contrario que los ultimos años con Finnair este nos sobraban horas hasta el embarque, incluso quizas podriamos habernos dado una pequeña vuelta por Amsterdam, pero tampoco queriamos arriesgar.



El aeropuerto de Ámsterdam Schipol esta muy chulo, incluso nada mas entrar a la zona internacional habia un puesto de ramen, pero es todo muuy caro.

Como ya nos daba miedo lo que nos podrían poner de comer durante las próximas 13 horas y vimos un Mc Donald nos pillamos un par de burguers, y así de paso hacíamos tiempo hasta que saliera el avión.

Para no liarnos al no saber demasiado ingles y no esperar la cola, fuimos a una maquina automatica que había para pedir, metes la tarjeta de credito/debito, eliges tu pedido, lo confirmas, e impresionante!!! Antes de que saliera el ticket ya tenian las hamburguesas listas en nuestra bandeja!! Me quede mirando a la tia del burguer alucinado, eso es comida rapida de verdad!

Yo me pille una hamburguesa cuadrada que solo hay en Ámsterdam, mira que no me gustan los burguer de comida rapida pero esta estaba bueniiiiisima, si pasais por Amsterdam no dudeis en probarla



Mas cerca de la puerta de embarque se empezaban a ver mas japos y carteles en japones, habia un grupo mu gracioso ya que la que los guiaba llevaba un un palo la tipica banderita de guia y colgando en el mismo la mascota de Nara, la gente les miraba con cara de “ande van estooos??”

En los servicios tambien encontré algo muy curioso, para tirar de la cadena es como en Japón, no hay que tocar nada, solo pasar la mano por un sensor, en Amsterdam tambien nos llevan algun año de ventaja.



Al embarcar, sorpresa, hay que pasar otro control de seguridad! Paris tiene fama de mal aeropuerto por eso mismo, no pensaba encontrarme otro control mas en Amsterdam, la diferencia es que aquí el control es en las misma puerta de embarque y de la gente que va a subir en cada avion en lugar de uno general para todos los pasajeros del aeropuerto por lo que se forma menos cola.

A Pili le pitó algo en el arco, quien sabe que y la registraron, pero sin mayores problemas, pasamos y subimos al Boeing 747-400 de KLM, estabamos casi al principio del avion, los primeros de clase turista.



El B747-400 tiene unos motores impresionantes, quizas no tan grandes como un Airbus 330 pero igualmente impresionan.



El vuelo fue muy bien, el B747 es mas silencioso que el A340 y bastante mas que el A330, además tiene un empuje que da sensación de seguridad, si los asientos fueran 2-4-2 en lugar de 3-4-3 hubiera sido perfecto.




Al poco de despegar nos ofrecieron un aperitivo consistente en una bolsa con 6 almendras y algo de beber, en mi caso una cerveza tamaño mini, la comida y atencion bastante peor tambien que Finnair, a la azafata japo le pedia las birus y no se enteraba de nada.. le decia "beer", "biru", "cerveza", y me seguia mirando con cara de “que leches me esta pidiendo este?” hasta que finalmente el japones con pasaporte australiano que iba sentado a nuestro lado se lo explico…

Despues llegó la comida, en este caso bastante mas decente, algo de arroz, verdurillas, anguila, medio mini tomate natural, los ya tipicos y habituales fideos insaboros (los mismos que Finnair) y un extraño postre asqueroso con dos fresas incrustadas. Ah, y por supuesto, tambien con otra biru tamaño mini.



Mas tarde, después de la comida iba ofreciendo café o te, y le dije claramente “tea", "tiii", "coño que quiero un te!!” la japo cogio y en lugar de servirme el té se fue, yo me quede extrañao… "se habra asustado? Me habra cogido miedo?" Pues no! Nos trajo dos birus extras O_O y bueno.. ya que se habia molestado en ir a por ella no le iba a decir que no ^_^ cuando se fue la azafata el japones que iba a nuestro lado nos preguntó: "¿Habeis pedido un te, verdad?" Le dijimos que si, descojone general y otras birus mas pa dentro.

El espacio para el equipaje de mano era algo escaso, iba todo aplastado en los portaequipajes, y a mitad de viaje, un pasajero fue a sacar una maleta de arriba con la “gran suerte” de que como pesaba mucho se le cayo y fue a caer en el hombro de Pili, por suerte solo fue el susto y el dolor del golpe en el momento.

 

Mola cuando vuelas sobre un "colchon" de nubes, da menos miedo ya que da la sensacion de ser un suelo blandito! 
El vuelo se me hizo menos pesado que con Finnair (con Finnair el vuelo es de 4 y 9 horas) en un vuelo largo ya no se nota si son 9 o 13 horas, pero en el corto entre 2 y 4 horas si se nota.
 
Como otras veces yo fui escuchando Jmusic sin parar a pesar de la mala calidad de los auriculares, tras cuatro años de vuelos aun no he conseguido la forma de conectar unos auriculares propios a la toma de un avion.

 

En otra ocasión vinieron ofreciendo algo, yo solo entendí que tenian “ice cream” asi que eso pedí, error!! Al japo de al lado le dieron ramen instantaneo! Daban a elegir entre el “ice cream” y un mini bote de ramen automatico de esos, al menos la azafata me dio el helado y no otra cerveza.



Las pantallas del 747 que habian instalado este mismo año eran muy cutres pero tenian buen contenido, mucha J-music, pelis en español latino, juegos en los que podias jugar en red con cualquiera del avion, hasta algun programilla para apredender algo de japones.
 


La segunda comida-desayuno, fue un revuelto extraño con patatas, un poco de fruta troceada, algo raro dulce y una especie de bollo pa echarle cosas.



Mientras "desayunabamos" estabamos ya practicamente en Japón!
 

Salimos de Amsterdam unos 40 minutos tarde por lo que llegamos aun mas tarde a Tokyo, al aterrizar un operario que estaba por ahí abandonado en mitad de las pistas del aeropuerto, solo.... con su sable de luz, nos iba saludando to emocionao.
 
Bienvenidoos esto es Japon!
 
Tras un largo recorrido turistico en Boeing 747 por las pistas de Narita el avion paró y nos dejo salir a territorio nippon.
   
Salimos los primeros del avion (después de los de clase pija) eso nos ahorro la enorme cola que se formó momentos después en el control y la foto, pero al ir a recoger la maleta tardaron mucho en salir y perdimos demasiado tiempo.
 
Era la primera vez que aterrizabamos en Narita


Pasamos la aduana sin problemas aunque el chico nos preguntó por el telefono del hotel en el que estariamos en Japon (Si ibamos a estar en 7 hoteles…) ya que no lo habiamos puesto en la tarjeta de desembarque, asi que le pusimos en el que pasariamos la 1º noche y listo.

Para coger el telefono del hotel saque mi guia de viaje con la nueva mascota “ el luchador encapullado” al verla el chico sonrio y nos dejo pasar sin mirarnos nada de las maletas ni bolsa de mano, creo que es la 1º vez que nos pasan de golpe sin mirarnos ni preguntarnos nada especial, esta comprobado que si quieres tener un trato especial en los aeropuertos nippones debes llevar visible algo tipicamente japones que les haga gracia, (una camiseta de raponchi, una guia con la portada de una mascota nippona, etc)  

Salimos y en el mismo aeropuerto cambiamos el JRpass que activaríamos a partir del dia siguiente, la tia aun siendo amable la muy asquerosa no nos quiso hacer las reservas, nos decia que tenia mucha gente (pero si apenas había una o dos personas) y que las reservas las hiciéramos en Tokyo, como no podía expresarme en japones o ingles mas que con palabras y frases sueltas no le llevé la contraria, pero si llego a saber algo mas del idioma no me hubiera movido de ahí hasta salir con mis reservas hechas.  

Finalmente salimos de Narita en un Keisei normal (por 1000 yens) que salia a las 13:07 del aeropuerto hasta Ueno, salia y llegaba antes que el siguiente Skyliner que no descartábamos coger antes de que lo cambiaran (aunque finalmente sigue en uso como Cityliner) por el nuevo modelo al que le quedaban 9 dias para su estreno.  

 


Y asi llegamos desde Madrid hasta Tokyo.


Si teneis un rato libre no dejeis de ver el album de viaje!!

ALBUM 2010 01

Y como no, el video que recomiendo descargar para ver a mayor calidad



DESCARGAS :

GUS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram