ITALIA 2012, DIA 01, LLEGADA A ROMA

Nuestro vuelo salia alas 19:45, salimos hacia la T4, una vez allí sacamos las tarjetas de embarque en la maquina para ahorrarnos algo de cola y facturamos únicamente una minimochila donde llevábamos algunos líquidos, cuchillas y ropa.



Pasamos los controles, a mi aunque no llevaba nada de nada me pitó el arco y me toquetearon un poquito por encima.



En la tarjeta de embarque ponia como puerta de embarque "HKJ" nos dijeron que la confirmarían despues, finalmente no fue ninguna de esas tres, fue la "M"



Una extranjera que le ponia lo mismo de las tres puertas estaba totalmente perdida y nos preguntó, tras acompañarla a los monitores a ella no le habían asignado ninguna aun y no conseguíamos entendernos, hasta estuve a punto de hablarle algo en japones sin querer, no se porque cada vez que no me entiendo con alguien extranjero acabo diciendo algo en japones.
La puerta "M" estaba en la T4s asi que cogimos el tren que te lleva hasta allí, va sin conductor y como es de suponer es gratis.







Tras ver unos cuantos A340 de Iberia (con los que podrian ir directamente a cualquier punto de Asia) esperamos en nuestra puerta.







Ahi estaba nuestro "pequeño" A321







Al entrar no nos pidieron ni siquiera el DNI, ni antes al facturar ni ahora, podria haber entrado cualquiera con mi billete….







El vuelo salió mas o menos puntual, yo lo pase bastante mal como siempre hasta que nuestro A321 ascendió, ya he perdido la costumbre de volar.







Encima en el vuelo no daban nada de nada, y como es de esperar los precios de cualquier aperitivo o bebida estaban como nosotros, por las nubes.








No pasa nada, traiamos nuestras propias provisiones, como cuando uno va al cine







Al menos estuve entretenido con el GPS del móvil e incluso podias practicar algo de japones







Aunque al principio nos daba todo el sol de golpe, las vistas al anochecer eran mas que increibles.







En el aterrizaje se comió algo de pista y luego tuvo que dar un buen frenazo, pero todo sin problemas.



Al salir había bastante humedad, y es que el aeropuerto no queda lejos del mar.




Las maletas tardaron en salir, cuando la conseguimos fuimos a la estación de trenes, un gran cambio al salir del Aeropuerto, llegas a un punto donde te indica que ya no estas en zona de aeropuerto y que tengas precaucion con los robos (Bienvenido a Italia!)



La estación del tren bastante cutre, al llegar estaba el tren de las 22:38 ya en el anden, y eran las 22:35, allí un tío que había junto al tren nos llamaba con la mano, yo pasé y me acerque a las maquinas a sacar los billetes pero resultó que era de pago solo con tarjetas (hasta despues no me daría cuenta de que hay maquinas iguales, pero algunas solo para pagar con tarjeta y otras en efectivo y tarjeta)



Asi que fuimos corriendo a una taquilla (no fui antes porque había leído que los billetes eran mas caros, no fue así) corrimos y validamos el billete a toda leche sin saber muy bien aun como iba eso, al fin íbamos a subir pero las puertas no se abrían… resulta que solo se abrían las de un lado del tren, así que corriendo otra vez al otro lado junto a algunos mas que tambien habian ido a ese lado.







Al entrar, el tío que nos habia llamado antes estaba cobrando a una asiática y nos pidió cambio para ella, le dije que no tenia y subimos casi a empujones porque el tío no se quitaba del medio de la puerta, despues imagine que seria el revisor, y es que en Italia no todos los empleados que deberían llevar llevan uniforme, y los que lo llevan suele ser tan normal que apenas se les diferencia de la demás gente.



El tren (leonardo express) molaba pero era pequeño, tenia enchufes y olía bastante mal, es la alternativa mas cara, pero nos lleva del aeropuerto a Termini de un tirón.







Y llegamos a la estacion de Termini.







Menudo barrio, peor que Madrid, con basura por todas partes, casi nos pillan en un paso de cebra (aun no sabiamos que eran solo decorativos) etc.



Llegamos al "hotel" (del que hablare mas adelante) y tras dejar las cosas en la habitación bajamos a dar una vuelta y buscar algo para cenar. En el hotel de la
planta de abajo de la nuestra tenian siempre una luz tipo "bar de chicas alegres con moral distraida" pero de color azul xD.







Dimos una vuelta por la estación y finalmente tiramos a lo fácil la primera noche, un Mc Donald, cuando estábamos en la cola no nos gustó mucho el ambiente que había allí así que nos fuimos a otro que habiamos visto antes dentro de la estación. A pesar de que no hay nada que separe físicamente la estación, dentro esta todo mucho mejor, la "gente rara" (por llamarlos de algún modo) se quedan siempre fuera.







Al llegar el Mc Donald estaba cerrado! a pesar de que tenia un cartel en la puerta de que cerraba mucho mas tarde…. a si que vuelta al de antes.



Alli una italiana enorme como un trasatlántico (Que nadie se sienta ofendido, pero a quien no me ha respetado dificilmente lo hare yo) con la cara grasienta y la camiseta manchada me atendió con cara de mala ostia y de unas malas maneras que parecia que estuviera haciendo el esfuerzo mas grande de su vida, solo le faltó echar un gargajo en la hamburguesa.
La hamburguesa… lo peor que he probado nunca, solo tenia un cacho de lechuga, sin salsa alguna, la carne que no sabia si era carne o suela de zapato usada, mientras comía pude disfrutar de unas maravillosas vistas ya que en la barra de enfrente mía se sentó un vagabundo borracho con pelo largo que llevaba media melena y mas de media chaqueta embadurnada en vomito.



Mientras disfrutaba del manjar en ese ambiente tan agradable me extrañaba ver como no paraban de entrar indios, negros e italianos con malas pintas hasta la puerta de los baños y salían sin llegar a entrar en estos, hasta que uno de ellos que entró sin nada, de repente le ví salir apresurado con un pequeño bolso,en ese momento pensé "…eso no era suyo no?…



A la media hora un grupo de sudamericanos comenzó a preguntar por un bolso que había dejado en una barra mientras pedian la "comida" (A quien se le ocurre dejar eso ahí solo…) al momento volvió a entrar el que se había llevado el bolso, me dio mucha mucha rabia no decirle al chico quien se lo había quitado y estuve a punto, pero no serviría de nada, solo para comenzar peor aun las vacaciones, y tampoco iba a solucionar nada, a saber donde andaría ya el bolso.



Sali de allí con mal cuerpo y bastante asqueado (ya de por si no me apasionan los Mc Donald) mientras esquivábamos gente tirada por el suelo entendí porque había uno o dos negros rondando con actitud rara en cada entrada a cada establecimiento de comida, era un poco surrealista pero es asi.



Al llegar al portal del hotel también había un negro raro que lo mismo nos podia haber rajado de arriba a abajo o vendido un kg. de crack, pero no, aunque ese día no lo descubrí, debía ser que le tenían "contratado" para vigilar el portal que queda abierto por las noches.



Subimos y tras una ducha y vimos en la tele unos muñecos extraños y alucinogenos que nos engancharon todo el viaje y nos fuimos a sobar





Podeis ver todas las fotos de la llegada a Roma en el
ALBUM DE FOTOS, ITALIA 2012 - DIA 01

Aqui podeis ver todos los VIDEOS de viaje.


GUS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram