Italia 2012, Dia 07, Milan


Nos levantamos a desayunar sin poder acabarlo todo, nos despedimos de Cristina y marchamos con todos los trastos hasta la estacion.





Al mirar los carteles buscando nuestro tren nos liamos un poco, y es que hay carteles de hasta donde llegan los trenes y otro con el lugar de donde han salido (aunque en apariencia son los mismos) por eso veiamos que en nuestro mumero de tren aparecia en unos sitios Napoles y en otros Milan. Luego hasta poco antes de llegar el tren no indican en que anden parara y la estacion no es precisamente pequeña, aunque los andenes son muy accesibles.





En esta ocasión ibamos en el vagon 11 “cinema”, era un timo, lo cogí aposta como supuesta promocion (igual que el anterior trayecto con “extra de espacio”) al mismo precio que el normal.





Habia unas pequeñas pantallas en el techo pero que ni funcionaban, eso si, te dejaban en el asiento unos auriculares, pero claro, estabamos en Italia, asi que nos habian quitados unos antes de que subieramos al tren.





El tren llego a circular hasta 300km/h, aunque normalmente iba entre 250-300.





Hacia mucho calor en los vagones, creo que no funcionaba ni el aire acondicionado.





Tras el viaje llegamos a Milan Rogodero, aunque teniamos la reserva hasta Milan Centrale finalmente el hotel que cogimos quedaba mas cerca de Rogoredo.







Llegamos al hotel, muy pijo, hasta con botones, al principio daba cosa entrar alli en plan mochilero y empapaos en sudor como íbamos.






Hicimos el “Check in”, hay recepcionistas que hablan español aunque no era ninguno demasiado agradable que se diga.


Nos dieron la habitación que estaba genial, aire acondicionado, hervidor, café y té gratis, y un minibar.





Pero me mosqueó que en el minibar faltaba 1 refresco, mas que nada porque como en todos los minibares los precios son desorbitados y no me apetecía pagar 5 euros por una lata que encima no me he tomado yo





Al bajar lo comenté en recepcion, pero esta vez me atendio un italiano que no hablaba español y no se porque me da que me entendio que me habia bebido yo la lata


Salimos y nos dirigimos hacia la estacion de metro que estaba casi al lado del hotel, pero… La entrada estaba cerrada, que raro… Bueno, como en Rogoredo estaban en obras pensabamos que estarian tambien en obras, asi que nos fuimos hasta Rogoredo aver si descubriamos algo
Pero en Rogoredo el metro tambien estaba cerrado, y a pesar de ser una de las estaciones importantes no habia forma de ir en tren desde Rogoredo hasta Centrale si no era sin pagar ya que aunque pasan trenes no venden billetes para solo ese trayecto, estuvimos pensado en subirnos a algun tren pero no nos queriamos arriesgar a que encima nos tocara pagar alguna multa.


Todo mosqueados nos fuimos a buscar un autobús que nos dejara mas o menos por la catedral peeero, la oficina de billetes de bus, cerró y hasta las 15:30 no volvia a abrir, por lo que tampoco podiamos comprar ningun billete para el bus.


Tras andar un rato vimos un bar/estanco asi que entramos para ver si nos echaban un cable sobre que autobús coger y a ver si alguien se dignaba por fin a vendernos un billete de transporte.


Tuvimos la suerte de que una chica que había tomándose algo hablaba algo de español, y nos explicó que había huelga de transportes (hace poco vimos en la tele algo de unas huelgas pero no entendimos muy bien de que eran)


Resumiendo, el tren solo funcionaba de 15-18, nos aconsejó un bus que nos acercaria a los alrededores de la catedral, asi que tras comprar ahi mismo el billete, lo cogimos y fuimos mirando con el GPS para ver donde bajarnos.


Pero no conseguimos nada mas que perder el billete ya que apenas nos acercó una avenida.


No podiamos hacer mucho mas, o nos volviamos al hotel, o buscabamos un taxi que nos sablara o tirabamos de piernas.


Finalmente fuimos andando bajo el horrible sol.


Los tranvias si dejaban cerca de la catedral, pero a pesar de que durante el trayecto fuimos junto a las vias, solo paso uno al final e iba reventadisimo.


Tras MUCHO caminar llegamos a la catedral, por fuera me recordaba a la de Burgos, tambien tuvimos la suerte de que estaban restaurando una parte.





Por dentro muy chula.





Aunque con el dia que llevabamos nos quitaron las ganas y no llegamos a subir al campanario.





Tras la visita paramos a comer algo en un Burguer King un supermenu con bebida enooorme!





Pasamos por el paseo comercial Vittorio Emanuelle II hasta la Pza Scala (Pza sin interes alguno a pesar de lo que digan)





Luego fuimos por la Via Dante hasta el castillo.





Y como no podia ser de otra forma tambien estaba en restauración y no se podia ver casi nada.





El arco Sempione se veia desde una de las puertas del castillo, asi que con el sol que hacia no nos pegamos el paseo para verlo mas de cerca.





Ya solo nos quedaba por ver una iglesia y el cementerio, pero claro, a las 18 volvian a parar el metro y no nos apetecia darnos otra paliza andando hasta el hotel.


Estuvimos buscando algun super cerca de la catedral pero no habia mas que tiendas pijas, llamarme raro, pero no me apasiona ni la tienda de Ferrari ni similares.





Estas dos chavalillas estaban grabando un anuncio





Y vuelta al hotel antes de que cerraran los transportes.





Al llegar estuve abajo un rato conectado al wifi, este funciona con claves de 30 minutos, cuando pasan tienes que pedir otra clave, en el hall es gratis, pero la señal que llega a las habitaciones es de pago.


Me fui a la aventura a buscar un supermercado por la zona, fue tan facil como ponerme a seguir a una mujer con un carro de la compra xD


Compre algo para la cena, y para aprovechar el frigo una “cervecilla” de 660ml de Heineken por menos de 1 euro!




Hicimos tiempo hasta la cena, y a dormir, que el dia siguiente seria algo mas duro.

Aqui podeis ver todos los VIDEOS de viaje.


No dejeis de echar un vistazo al Album de fotos

GUS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Instagram